Guía de evaluación de riesgos

iAuditor
Haga que todos estén en la misma página sin papel.
Rated 4.6/5 stars on Capterra from 76 ratings
Disponible en iOS, Android y Web
Empezar de forma GRATUITA

¿Qué es una evaluación de riesgos?

Una evaluación de riesgos es un examen sistemático de su lugar de trabajo para: 1) identificar peligros significativos; 2) evaluar la gravedad y probabilidad de la lesión; y 3) implementar medidas de control para reducir los riesgos laborales.

Más allá de cumplir con los requisitos legislativos, el propósito de las evaluaciones de riesgos es mejorar la salud y seguridad general de sus trabajadores.

Las evaluaciones de riesgos a menudo se confunden con un Análisis de seguridad laboral (JSA) o Análisis de riesgos laborales (JHA). La diferencia clave entre una evaluación de riesgos y un JSA es el alcance. Las evaluaciones de riesgos evalúan los riesgos de seguridad en todo el lugar de trabajo y, a menudo, se acompañan con una matriz de riesgos para priorizar los riesgos y los controles. Mientras que un JSA se enfoca en riesgos específicos del trabajo y generalmente se realiza para una sola tarea, evaluando cada paso del trabajo.

¿Cómo realizar una evaluación de riesgos?

Las evaluaciones de riesgos deben ser llevadas a cabo por personas competentes con experiencia en la evaluación de la gravedad de las lesiones peligrosas, la probabilidad y las medidas de control. Se debe llevar a cabo una nueva evaluación de riesgos cuando haya máquinas, sustancias y procedimientos nuevos que puedan generar nuevos riesgos. Deben revisarse periódicamente y mantenerse actualizadas.

Aquí hay 5 pasos a seguir al realizar una evaluación de riesgos en su lugar de trabajo:

  1. Identifique los peligros:Inspeccione el lugar de trabajo y observe qué podría razonablemente causar daños. Identifique peligros comunes en el lugar de trabajo. Consulte las instrucciones o las hojas de datos de los fabricantes o proveedores para ver si hay peligros obvios. Revise los informes anteriores de accidentes y casi accidentes.
  2. Decida quién podría verse perjudicado y cómo: Identifique qué grupo de trabajadores y grupo demográfico podría verse perjudicado. Pregunte a los trabajadores si pueden pensar en alguien más que pueda verse perjudicado.
  3. Evalúe los riesgos y decida las medidas de control: Busque los controles existentes. Siga la jerarquía de controles al priorizar la implementación de controles.
  4. Registre sus hallazgos e impleméntelos: Use una plantilla de evaluación de riesgos para documentar sus hallazgos. Comience con las plantillas gratuitas de evaluación de riesgos de iAuditor que puede usar en su dispositivo móvil mientras se encuentra en el sitio. Comparta su informe y hallazgos con las personas clave que pueden implementar cambios.
  5. Revise su evaluación y actualícela si es necesario: Haga un seguimiento de sus evaluaciones para verificar si se han implementado controles o si han surgido nuevos peligros.

¿Cómo usar una matriz de riesgos?

Probabilidad Muy probable Probable Poco probable Muy poco probable
Consecuencias Fatalidad Alta Alta Alta Media
Lesiones graves Alta Alta Media Media
Lesiones leves Alta Media Media Baja
Lesiones mínimas Media Media Baja Baja

Una matriz de riesgo a menudo se usa durante una evaluación de riesgos para medir el nivel de riesgo al considerar la consecuencia/gravedad y la probabilidad de lesiones para un trabajador después de estar expuesto a un peligro. Las dos medidas pueden ayudar a determinar la clasificación general de riesgo del peligro. Dos preguntas clave para hacer cuando se utiliza una matriz de riesgo deberían ser:

  1. Consecuencias: ¿Qué tan grave sería la lesión más grave si se expone al peligro?
  2. Probabilidad: ¿Qué posibilidades hay de que la persona resulte lesionada si se expone al peligro?

¿Cómo evaluar las consecuencias?

Al evaluar las consecuencias de un peligro, debe hacerse la primera pregunta: “Si un trabajador está expuesto a este peligro, ¿qué tan grave sería la peor lesión más probable?”. Por esta consideración, suponemos que un peligro y una lesión son inevitables y sólo nos preocupa su gravedad.

Es común agrupar la gravedad y la consecuencia de la lesión en las siguientes cuatro categorías:

  • Fatalidad – lleva a la muerte.
  • Lesión grave o seria – daños graves a la salud que pueden ser irreversibles y que requieren atención médica y tratamiento continuo.
  • Lesión leve – daño reversible a la salud que puede requerir atención médica pero un tratamiento continuo limitado. Es menos probable que esto implique un tiempo considerable fuera del trabajo.
  • Lesión mínima – primeros auxilios con poco o ningún tiempo perdido.

Para ilustrar cómo se puede usar esto en el lugar de trabajo, utilizaremos el ejemplo de una tarea de corte de metal. Un peligro involucrado podría incluir una pieza de metal que salga volando del equipo mientras está en uso. En este ejemplo, la lesión más grave probable sería “Lesión grave o seria” con la posibilidad de hematomas, roturas, amputación de dedos.

¿Cómo evaluar la probabilidad?

Al evaluar la probabilidad, se debe hacer la pregunta “Si ocurre el peligro, ¿qué posibilidades hay de que el trabajador se lesione?”. Esto no debe confundirse con la probabilidad de que ocurra el peligro. Es común agrupar la probabilidad de un peligro que cause lesiones a los trabajadores en las siguientes cuatro categorías:

  • Muy probable – expuesto a peligros continuamente.
  • Probable – expuesto a riesgos ocasionalmente.
  • Poco probable: puede suceder, pero solo raramente.
  • Muy poco probable: podría suceder, pero probablemente nunca pasará.

En nuestro ejemplo de corte de metal, la pregunta no debería ser “¿Qué tan probable es que la máquina falle?”, sino “Cuando la máquina falla y hace que el metal salga volando, ¿qué tan probable es que el trabajador se lastime?”. Si en nuestro ejemplo observamos una distancia segura entre la máquina y el trabajador y el uso de EPP adecuado, podríamos calificarlo como “poco probable” dadas nuestras observaciones

Recomendamos los excelentes recursos de aprendizaje de OSHA para comprender cómo evaluar las consecuencias y la probabilidad en sus evaluaciones de riesgos.

¿Cómo implementar medidas de control?

Después de identificar y asignar una calificación de riesgo a un peligro, se deben implementar controles efectivos para proteger a los trabajadores. Trabajar a través de una jerarquía de controles puede ser un método efectivo para elegir la medida de control adecuada para reducir el riesgo.

OSHA recomienda las siguientes pautas para lograr el control de riesgos

  • Elimine o controle todos los peligros graves de inmediato.
  • Utilice controles provisionales mientras desarrolla e implementa soluciones a largo plazo.
  • Seleccione los controles de acuerdo con una jerarquía que enfatice las soluciones de ingeniería (incluida la eliminación o sustitución) primero, seguido de prácticas de trabajo seguras, controles administrativos y finalmente equipo de protección personal.
  • Evite seleccionar controles que puedan introducir directa o indirectamente nuevos peligros.
  • Revise y discuta las opciones de control con los trabajadores para garantizar que los controles sean factibles y efectivos.
  • Use una combinación de opciones de control cuando ningún método único proteja completamente a los trabajadores.

Ahora lo sabes

Las evaluaciones de riesgos pueden verse como una carga de documentación reglamentaria, pero comprender la razón y el propósito de una evaluación de riesgos ayudará a su equipo a identificar, priorizar y controlar los peligros en su lugar de trabajo.

 

iAuditor es la aplicación y el software de inspección n.º 1 del mundo

iAuditor le brinda la flexibilidad de impulsar cualquier inspección que requiera – in situ, bajo tierra y en todo el mundo. Inspeccione las obras en construcción, la seguridad alimentaria en restaurantes, realice controles de temperatura, controles previos al vuelo, sesiones informativas (Toolbox talks) y más. Es la solución móvil de inspección de formularios para todas las industrias.